Logo IGME-Ministerio
Cartografía del IGME
 
Cartografía Digital del IGME
MGD 50 - Hoja 955 (FUENTE ÁLAMO DE MURCIA)
El MGD 50 Edición Digital es un producto cartográfico, realizado en el marco de un convenio de colaboración con la Región de Murcia, y editado en soporte DVD que incluye una aplicación interactiva para la visualización y manejo de datos, así como los propios datos vectoriales y archivos pdf de los mapas editados. Consta de cuatro mapas: mapa geológico, mapa geomorfológico, mapa de procesos activos y mapa de unidades geomorfológicas. También integra toda la documentación complementaria generada durante el estudio (muestras de petrología, paleontología, columnas estratigráficas, fotografías, informes, etc...). El MGD 50 recoge la actualización y mejora de la información geológica y geomorfológica de la serie MAGNA y se amplía con nuevas cartografías dirigidas a ser base infraestructural para la ordenación del territorio.

Información disponible

      Mapas Mapas
      Memoria y metadatos Memoria y metadatos
Mapas

Mapas en formato PDF

Mapas en formato TIF

Mapa geomorfológico
El mapa geomorfológico es un mapa temático en el que se representan la génesis y evolución de las formas del relieve de la superficie terrestre, ya sean estas formas de origen erosivo o ya sean debidas a la acumulación de materiales. Este mapa proporciona una información complementaria a la del mapa geológico y ayuda a comprender mejor el paisaje y su dinámica, siendo de utilidad en el diseño de proyectos, planificación ambiental y la evaluación de riesgos geomorfológicos.
En el mapa geomorfológico se cartografían dos tipos de elementos distintos: las formas del relieve (landforms) propiamente dichas y los depósitos o formaciones superficiales. Las formas se representan mediante simbologías (puntuales, lineales y tramas) agrupadas en conjuntos de génesis común (morfogénesis), cada grupo genético se identifica mediante un color característico, siempre en colores vivos u oscuros. Las formaciones superficiales se representan como polígonos de colores claros, pero coincidentes en su matiz o tonalidad con el del grupo genético al que pertenecen. Además, el mapa trata de mostrar las relaciones temporales relativas entre los elementos representados (formas y formaciones superficiales) mediante el uso de una leyenda de doble entrada: genética y cronológica.
Los mapas geomorfológicos elaborados a partir del año 2004 siguen una normativa específica, incluyen también información relativa a la litología del substrato y van acompañados por un mapa de procesos activos.

Mapa de procesos activos
Este mapa temático, derivado del mapa geomorfológico, es un inventario básico y orientativo de los procesos geodinámicos activos. Los elementos representados se clasifican atendiendo en primer lugar al resultado final del proceso (erosión, sedimentación, etc.) y en segundo lugar al agente o proceso causante (fluvial, eólico, etc.). Este tipo de clasificación trata de facilitar la lectura del mapa a los técnicos poco familiarizados con la cartografía geomorfológica. Hay que tener en cuenta que, en la mayoría de los casos, lo que es posible representar son las formas resultantes por los procesos activos y no los propios procesos. La simbología utilizada sigue una lógica y estructuración gráfica común con la del mapa geomorfológico. En función de la relación entre escala y tamaño del fenómeno se utiliza una simbología puntual, lineal o un tramado.
Otra aportación de este mapa es la introducción de rangos de cualificación relativa de cada proceso. Estas valoraciones tienen una validez local, esto es, referidas al territorio ocupado por la hoja y en relación a su contexto inmediato, no siendo comparables con otras áreas de características distintas. Los criterios de valoración son por lo tanto específicos para cada hoja y se basan en el análisis comparado de fotografías aéreas de distintas fechas, información histórica y consideraciones particulares referidas al propio proceso.
Memoria y metadatos

Memoria

Contacte con nosotros